El banco Citizen, diseñado por Eugeni Quitllet, es el ganador del prestigioso premio internacional German Design Award 2018* en la categoría Public Design.

CITIZEN es toda una colección de mobiliario urbano que está conformada por un banco confortable y contemporáneo, en diferentes versiones de acabados y composiciones, una papelera y una luminaria decorativa.  Esta familia tiene un diseño que parte de los movimientos de la naturaleza y mantiene la resistencia necesaria para el día a día. Se muestra natural y a la vez muy elegante.

Un banco ergonómico e innovador

Banco de diseño de autor, muy cómodo, elegante y funcionalidad.

Ergonomía

Los componentes del banco: bancadas, asiento y respaldo, permiten una perfecta adaptación de la espalda del usuario, logrando una posición de reposo natural en la que quedan aliviadas la zona lumbar, las piernas y los brazos.

El material y las formas redondeadas de los reposabrazos permiten un tacto agradable y cómodo.

El asiento, al estar formado por listones de madera con mínimo espacio entre si, hace que se perciba como una única superficie. La profundidad es dada para un asentamiento perfecto de las piernas.

Innovación

La bancada envuelve los listones de madera del respaldo, lo cual proporciona protección adicional a los cantos de la madera frente a impactos, tanto por la parte frontal como por la posterior. Esto aumenta la resistencia al vandalismo.

Materiales

Bancadas: Pies de fundición dúctil con tratamiento Ferrus, proceso protector del hierro, que garantiza una óptima resistencia a la corrosión. Acabado con imprimación epoxi y pintura poliéster en polvo color exclusivo Marsón.

Listones: Cinco tablones de sección 120×35 mm de madera tropical tratada con Lignus, protector fungicida, insecticida e hidrófugo.

Tornillos de acero inoxidable. Tornillos de fijación al suelo de M10 según superficie y proyecto.

Encuentra más información en este link.

* El Premio de Diseño de la República Federal de Alemania o German Design Award (en alemán: Designpreis der Bundesrepublik Deutschland) es el premio de diseño oficial alemán otorgado por el Ministerio de Economía y Tecnología de dicho país. Fue concedido por vez primera bajo el nombre de “Premio Federal para el Buen Diseño” en 1969, y desde entonces se estuvo entregando cada dos años. El nombre fue modificado en 1992, pasando a llamarse “Premio Federal de Diseño de Producto”, y focalizado en personalidades que desempeñasen su labor en el campo del diseño industrial. La concesión pasó a ser anual. Desde 2006 se le ha llamado Premio de Diseño de la República Federal de Alemania, y se centra en los logros sobresalientes en diferentes campos del diseño y la comunicación. Para ser premiado con este galardón, una empresa o estudio sólo puede recibirlo en caso de que haya sido galardonado anteriormente con un premio nacional o internacional de diseño. Otra condición es que la selección corre a cargo del Consejo Alemán de Diseño, perteneciente a la organización creadora del premio, de los Ministerios y Senados de los Estados Federales o por el Ministerio Federal de Economía y Tecnología.